Diego Basualto

Arqueólogo de consolas. Fanatico de Kojima y de la Super Nintendo.

Buenos Aires