Bob's Burgers es una sitcom animada centrada en la familia Belcher: Bob, Linda, y sus hijos Tina, Gene y Louise. La familia tiene una hamburguesería, de ahí el nombre de la serie, y padecen la vida norteamericana de los negocios familiares poco exitosos. Hasta acá, nada fuera de lo común, pero vamos a hablar un rato de sus personajes.

Bob (H. Jon Benjamin, muy reconocido por su papel como Sterling Archer en la serie Archer) es un padre de familia amoroso y cocinero dedicado. La hamburguesería es presentada en la serie como un negocio poco rentable con altibajos que dejan a la familia en una situación muy precaria; de todas formas es el sueño de Bob y él pone todo su esmero ahí. Bob también desafía el cliché del padre trabajador que tiene que esforzarse para pasar tiempo con sus hijos, es muy unido con su familia, y pasa tiempo con ellos porque realmente lo disfruta, no porque deba hacerlo. Además es siempre refrescante ver un padre en la ficción con dos hijas que no intenta interferir en su vida amorosa ni las sobreprotege.

Linda (John Roberts) es la madre de la familia y lleva las cuentas en el negocio familiar. Ella apoya a sus hijos incluso cuando no los entiende (lo que pasa mucho, los pibes son así de raros). Pero, a diferencia de la mayoría de las madres de las sitcom, su personalidad tiene muchas más facetas que las maternales; Linda tiene hobbies (musicales en su mayoría), disfruta salir y tomar alcohol y hacer todo tipo de actividades con su familia y sin ella, es una mujer adulta segura de sí misma que sabe exactamente lo que quiere en la vida, revolucionario es decir poco.

Los chicos Belcher dan para mucho ya que son, por lejos, los mejores personajes de la serie y los favoritos de todos. Tina (Dan Mintz), la mayor, está pasando por la pubertad y su sexualidad es una característica que, sin ser lo más relevante sobre su personalidad, la hace única en los personajes femeninos adolescentes a los que estamos acostumbrados. Ella tiene sueños eróticos con zombies, escribe friend fictions sobre sus fantasías con compañeros de escuela y disfruta a sobremanera mirar culos de pibes. Ella es así de rara y así de genial, donde el lugar común pone a las mujeres como objetos sexuales, Tina es siempre un sujeto, ella tiene fantasías, intereses románticos e intentos de levante propios, algo de lo que se ha privado a los personajes femeninos en la mayoría de los productos de ficción.

Gene (Eugene Mirman) es el hijo del medio y el músico talentoso de la familia. Gene es revolucionario en su representación de género, manifestando muchas características asociadas típicamente al género femenino sin dejar de sentirse masculino. Gene también tiene una anti-cliché combinación de características al amar la comida y, a la vez, disfrutar mucho de su propio cuerpo (todos los personajes gorditos de los dibujos animados que me traumaron toda la vida, los estoy mirando a ustedes), al punto de aprovechar cada oportunidad para estar desnudo.

Para terminar, Louise (Kristen Schaal, ídola de la vida, Mabel en Gravity Falls), la hija menor y la única de las mujeres de la familia en ser interpretada por una mujer. Ella es precozmente inteligente y manipuladora, habitualmente liderando a sus hermanos y uno de sus hobbies es forzar cerraduras con ganzúas. La “dureza” de sus acciones es a menudo contrastada con objetivos infantiles y con el amor que siente por los suyos. Louise desafía personalmente cada cliché sobre su género que puede capítulo a capítulo, es su lucha personal.

En conclusión, Bob’s Burgers es una serie humorística de animación para adultos que respeta y quiere a sus personajes. Estos son refrescantes y es fácil empatizar con ellos en su multidimensionalidad. Mientras otras series utilizan las exageradas características de personalidad de sus protagonistas para alejarlos del espectador y liberarlos de toda culpa al reírse de las horribles situaciones en las que se ven envueltos, acá todo ese sistema es puesto patas para arriba sin ninguna culpa y sin perder risas.