¿Quién no se comió un bicho alguna vez? Hablando de videojuegos, el que me diga que nunca se cruzó con un bug estoy seguro de que miente. League of Legends vive en constante cambio, parche a parche y campeón a campeón. Esto genera un constante cambio en el código generando, con ello, bugs...

El código fuente de League of Legends está en constante cambio y algunos bugs pasan por debajo del radar

Ante un cambio tan intensivo, es lógico que ciertas modificaciones terminen alterando otras cosas inesperadamente; es utópico (aunque creo que posible) pensar un League of Legends sin bugs, con lo cual ubiquemos nuestras exigencias en lo posible; un League of Legends con POCOS bugs y de BAJO IMPACTO en la jugabilidad.

En general, los bugs no suelen ser un problema para el jugador casual. Aunque pueden ser frustrantes porque puede determinar la dirección de una partida, generalmente es una bronca que se diluye con la próxima.
Decenas de youtubers nos resumen estos contenidos cuyos resultados son hilarantes, sacándonos una buena sonrisa.

Los bugs traen más problemas al juego competitivo que al juego casual

El problema se suscita cuando además hay algo en juego, ya sea la competencia o un evento con público. En estos casos, la inestabilidad del código da lugar a situaciones complicadas que se terminan resolviendo por dictámenes.

Si bien tenemos que decir que hasta ahora Riot Games ha acertado en su mayoría en la resolución de conflictos relacionados con bugs en la LCS, trae más de un dolor de cabeza a los organizadores independientes o competencias extraoficiales.

En los siguientes vídeos, vamos a ver un poco la historia de los bugs en competitivo 2013-2014:

Los audios están en ingles, pero se ven perfectamente (algunos repetidos):

Entonces llegamos al 2015 y ahora estamos entrando en el 2016... ¿Logró Riot Games ofrecer seguridad en este aspecto? La respuesta es un rotundo NO. Tanto a mitad de año en el Mid Season Invitational, como en el Worlds 2015 (las dos competencias internacionales cúlmines), han ocurrido bugs que afectaron directamente el resultado de partidas, teniendo que acudir, una vez más, a dictámenes e intervención de los jueces. Es importante destacar que los equipos DEBEN pausar la partida para reclamar el bug, cosa que no ocurrió en algunas situaciones y por eso no hubo remake. Repasemos algunos de ellos:

MSI 2015 SKT vs FNC, Reignover con su Sejuani intenta escapar de una mala posición cuando rebota contra la pared después de usar su desplazamiento. Hubo confusión si fue visual, pero luego se confirmo que fue real. Este bug cambia el resultado del partido. La partida no se reinició porque FNC no usó el comando de pausa para denunciar lo ocurrido:

MSI 2015 SKT vs FNC, Lucian rebota contra la pared cuando ingresa al pit de Nashor. Bug que no cambia la partida en forma significativa:

Worlds 2015 CLG vs FW, una pink en baron de Xmithie (CLG) no revela el centinela verde de FW. Se pausa para avisar a CLG de ese centinela:

Worlds 2015 H2k vs SKT, un bug en la W de Renekton sobre Evelynn, que empezó la animación pero no aplicó el aturdimiento ni el daño, pero la habilidad entró en enfriamiento. Se pauso, peró Riot consideró que no era gamebreaking porque Evelynn no moría. Last Shadow en su canal, comprobó que si la Q de Twisted Fate pegaba sí mataban a Evelynn.

Worlds 2015 FNC vs EDG, Gragas usa su Q y desaparece al atravesar la pared. No puede usar su Q depues de eso. Pausa y remake. La partida estaba pareja, ligeramente inclinada para EDG.

Worlds 2015 FNC vs KOO, pink ward de FNC no parece revelar una verde de KOO. Según la situación parece que ninguno de los dos centinelas ve al otro. Si esta fue la situación es muy delgada la evaluación sobre si es relevante o no. La pelea posterior cambia el partido, pero es difícil determinar si ese fue el ápice de información que llevó a tomar la decisión. No hubo pausa ni remake.

Teniendo en consideración estos ejemplos, podemos decir que el asunto de los bugs en competitivo empieza a sonar como un tema prioritario a resolver, si se pretende seguir el desarrollo de LoL como un deporte electrónico.

Es necesario que surjan nuevos sistemas de solución para que rehacer la partida no sea la unica opción.

Felizmente, la pre-temporada es un gran momento para reconocer esta falencia, ya que es el momento del año donde se cuenta con el mayor tiempo para resolver estas cuestiones que requieren de un arado profundo.