Coliseo 3.1

Con esta editorial y una reformulación de nuestro contenido y plantel de escritores, damos por iniciada una segunda etapa en este camino que empezamos a transitar en Coliseo.

En primer lugar, queremos comentarles algo que ya sabíamos desde hace un tiempo: a juzgar por la respuesta del público, Coliseo 3.0 fue un éxito rotundo en varios sentidos. Sin embargo, sabemos que estuvimos ausentes de sus pantallas por varias semanas, pero hay una razón para eso y queremos compartirla con ustedes.

En primera instancia, notamos que hay un interés muy real por parte del público de contenido más relacionado al ensayo, a lo teórico y a lo académico, de ahondar en los aspectos que operan por detrás de los videojuegos, posiblemente el espacio interdisciplinario más diverso que existe. Poder estudiar la lógica y la sensibilidad que opera detrás de ellos es un ejercicio edificante y esclarecedor, tal vez algo invisibilizado en el resultado final, entendido como el acto más puro de jugar.

Sentimos además que las repercusiones de algunas notas no hacen más que confirmar el compromiso de los lectores con la información. Ni lo que se dijo cayó en oídos sordos, ni lo que se escribió cayó en ojos ciegos. Notamos una inclinación con el debate y la pregunta, y queremos seguir profundizando ese camino.

Por último, nos sirvió a quienes llevamos adelante este proyecto para replantearnos ideas y criterios, y promover la evolución de ciertos conceptos que tal vez quienes más tienen en claro son quienes llevan adelante este proceso de avance tecnológico y artístico que implica la creación de un videojuego que después es disfrutado de diversas maneras y en diferentes ámbitos.

Sobre este último punto es que queremos trabajar principalmente en la nueva etapa, esta suerte de Coliseo 3.1 que les presentamos hoy. A partir de ahora, les traemos notas en tono de ensayo y columnas de opinión, junto con crónicas de eventos y entrevistas a personas de interés, escritas en su mayoría por referentes de la industria o profesionales de áreas vinculadas. Que sean quienes realmente trabajan en esto quienes les puedan brindar la información más vanguardista posible. Buscamos generar un espacio de retroalimentación: que quienes quieran ser parte de la industria se nutran de conocimiento, que quienes ya la conforman puedan expresar esas ideas y nutrirlas aún más, y que quienes disfrutan de sus frutos puedan conocer aspectos que antes les eran ajenos y se apasionen más por los resultados.

Muchos de los videojuegos modernos tienen parches que salen al poco tiempo de su lanzamiento al mercado: se pulen imperfecciones que sólo se aprecian en la experiencia de juego masivo, se agrega contenido, se modifican funcionalidades. En el caso de Coliseo, este parche busca generar un espacio aún más fructífero y preparar el terreno para muchas novedades e ideas que tenemos guardadas bajo la manga, que daremos a conocer con el correr del tiempo.

Esperamos que esta nueva etapa les apasione tanto como a nosotros y que se sientan partícipes cada vez más cercanos de los videojuegos, tanto con la experiencia de jugar como con el proceso, los artistas y los creadores.

Valentín Chab
Director de contenidos

Hernán Escudero
Editor en jefe