La franquicia de juegos de Mario es la más exitosa en la historia de los videojuegos, con más de 510 millones de copias vendidas y 171 títulos diferentes publicados. Mario es la mascota principal de Nintendo, y el personaje más reconocible de la industria de los videojuegos. Nació en el marco de una agresiva campaña de Nintendo en la década de los '80 para desembarcar en la industria de videojuegos de Estados Unidos. Es por esto que en la franquicia se pueden encontrar muchos elementos tomados de la cultura occidental (como la princesa en peligro a rescatar, los castillos medievales, la estética western), y también muchas referencias a la cultura asiática y hasta a la mitología japonesa en los que su autor, Shigeru Miyamoto, se basó para diseñar parte del juego.

Antes de rastrear los aspectos que más remiten a la cultura asiática en la serie, vamos a hacer un breve recorrido de cómo Mario llegó a ser Mario.

Japanese Style Mario Kart

En un principio, Miyamoto quería utilizar los personajes de Popeye, Bluto y Olivia para hacer un videojuego de Nintendo con personajes reconocibles por los consumidores norteamericanos. Al no poder obtener la licencia para su uso, creó tres personajes similares y diseñó el videojuego Donkey Kong en 1981. En él, una primera versión de Mario (bajo el nombre de Jumpman) debe rescatar a una damisela en peligro (Pauline) de las garras de un malvado gorila. El nombre de Mario apareció recién en Donkey Kong Junior, donde asumió por primera y única vez el rol de antagonista.

Donkey Kong

Siguiendo el objetivo de cautivar el mercado norteamericano, Mario Bros se desarrolló en las alcantarillas de Nueva York, con el plomero ítalo-americano Mario como protagonista y su hermano Luigi como compañero.

Debido al gran éxito de este juego, Nintendo publicó innumerables spin-offs de Mario haciendo de golfista, demoledor, doctor y piloto de carreras; pero no pudo alcanzar los resultados de Mario Bros hasta 1985 con el legendario Super Mario Bros, tal vez el juego más reconocible y exitoso de la franquicia. En términos históricos, es uno de los más influyentes e importantes: hizo resurgir la industria norteamericana de videojuegos y fue el título monoplataforma más vendido durante tres décadas.

Super Mario Bros

A él le sucedieron dos entregas más de la saga (Super Mario 2 y 3), y luego de Super Mario World, la franquicia se expandió rápidamente llegando a publicar 30 títulos en seis años, hasta que Super Mario 64 catapultó al simpático plomero al universo 3D.

Mario History

Super Mario Bros es el primer título que desarrolla más la historia y presenta varios niveles diferentes que Mario debe superar para lograr su objetivo de rescatar a la Princesa Peach. Introduce nuevos personajes e ítems, muchos de los cuales estuvieron basados en leyendas tradicionales japonesas y elementos de la cultura asiática.

Veamos.

Mushroom

Super Hongo

Los hongos y super hongos aparecen en prácticamente todos los juegos de Mario, siendo el power-up más icónico de la franquicia. Si bien en un primer momento eran de color naranja y rojo, luego fueron rediseñados a partir de la amanita muscaria, hongo de fuertes propiedades alucinógenas.

Amanita Muscari

Su creación en el videojuego no estuvo planificada. Mario terminó siendo un personaje demasiado alto para el diseño de los niveles, por lo que achicaron su dibujo. Ahí se les ocurrió que Mario pueda comer algo que lo agrande y lo achique.

La idea de hongos agrandadores surgió de las leyendas tradicionales japonesas de pobladores que se adentran en los bosques y encuentran hongos exóticos con propiedades insólitas. Algunas de estas historias han sido utilizadas incluso para bautizar algunas especies, como la leyenda de Konjaku Monogatari.

Se ha sugerido que los diseñadores se basaron en el cuento de Alicia en el País de las Maravillas, aunque el mismo Miyamoto lo ha negado.

La idea de hacer un hongo comestible le gustó tanto a Miyamoto que basó la historia juego en eso: así, todo sucede en el mundo ficticio de Mushroom Kingdom (Mundo Champiñón, en América Latina), donde hay que salvar a la princesa Peach (o Toadstool, sinónimo de hongo, como la tradujeron por primera vez en el mercado angloparlante), de enemigos con forma de hongo (goombas), y con la ayuda un poco exasperante de honguitos simpáticos (Toad).

Koopa Troopa

Koopa Troopa

En Super Mario Bros, se los llamó Koopa (en japonés: Kuppa) por dos motivos. Primero, son personajes basados en los Kappa, criaturas mitológicas del folklore japonés. Forman parte de los yökai, entes supernaturales, fantasmas o monstruos que usualmente tienen características de animales.

Los Kappa son pequeños humanoides-reptiloides con pico, cara de anfibio y caparazón de tortuga en la espalda. Solían ser representados en el arte tradicional nipón con piel amarilla o verde, acechando en ríos y pantanos a señoritas desprevenidas. En la leyenda tradicional, los Kappa tenían además la parte superior del cráneo achatada con una depresión en el medio llena de agua, que era su verdadera fuente de poder. Si ese bowl craneal con agua se derramaba, morían.

Kaapa-Koopa

Pero además, los Koopa Troopa deben su nombre a un plato de comida. Kuppa es también la trasliteración japonesa de un estilo de sopa de arroz coreana llamado gukbap. Este nombre triunfó sobre otros platos coreanos que también estuvieron cerca de quedar inmortalizados: el Yukhoe (ternera cruda) y el Bibimbap (arroz con vegetales y carne).

El rey de los Koopa es Bowser, que también tiene su historia particular. Su nombre original es Daimaō Koopa, es decir Gran Demonio Koopa (como el Píccolo de Dragon Ball Z, que también era Daimaö pero que nosotros lo conocíamos como Dai Maku). Sin embargo, los importadores tenían miedo que los americanos no entendieran cómo era posible que dos monstruos diferentes se llamaran Koopa, decidieron bautizarlo con un nombre más marketinero: Bowser.

Goombah Shitake

Goomba

En las pruebas de Super Mario Bros, los beta-testers notaron que los Koopa Troopa eran un enemigo complicado de derrotar al inicio del juego, por lo que los diseñadores introdujeron a Goomba como el enemigo más básico y zoquete.

Los Goombas están basados en el hongo Shiitake, indispensable en la cocina y medicina japonesa, aunque su cultivo se remonta a la China de hace más de mil años.

Shiitake

En japonés se los llama kuribohs, algo así como la “gente castaña”. Decidieron traducirlo como Goomba, basándose en el italiano goombah, que supuestamente significa algo así como “mi amigo italiano” con un sentido un poco despectivo.

Lakita

Lakitu

¿Te acordás ese bicho insoportable que te tiraba tortugas con pinchos en el mundo 4-1 del Super Mario Bros? ¿Y que además sostenía los semáforos y la cámara en el Mario Kart?

Bueno, si bien en el mercado de Estados Unidos se lo llamó Lakitu, su nombre en la versión original japonesa es Jugemu, que es el nombre también de uno de los cuentos más famosos del rakugo, forma tradicional de entretener y contar cuentos y anécdotas divertidas en la cultura japonesa. El rakugo consiste, básicamente, en un tipo contando chistes arrodillado en un almohadoncito y vestido con un kimono.

Jugemu cuenta la historia de una pareja a la que no se le ocurría un buen nombre para su hijo, por lo que fueron a consultar con un sacerdote para que les recomiende un nombre auspicioso. El sacerdote sugirió primero Jugemu, y luego varios nombres más. El padre no se pudo decidir, así que terminó llamando a su hijo con todos los nombres que propuso el sacerdote.

Tiempo más tarde, el niño se cayó en un lago y los padres tardaron mucho en llegar a rescatarlo, ya que cada persona que difundía la noticia tardaba mucho en recitar el largo nombre:

Jugemu Gokō-no surikire Kaijarisuigyo-no Suigyōmatsu Unraimatsu Fūraimatsu Kuunerutokoro-ni Sumutokoro Yaburakōji-no burakōji Paipopaipo Paipo-no-shūringan Shūringan-no Gūrindai Gūrindai-no Ponpokopī-no Ponpokonā-no Chōkyūmei-no Chōsuke

El efecto humorístico se lograba al repetir una y otra vez este nombre con las diferentes voces de los vecinos. No mucho más sofisticado que Hay un balde en el fondo de la mar o Sal de ahí chivita chivita.

Miyamoto se basó en el nombre largo de Jugemu para crear al personaje, que proviene de donde están las nubes (Unraimatsu) y lanza pequeñas tortugas con pinchos, que en la versión japonesa se llamaron Paipos.

Tanuki Mario

Mario Tanuki / Mario Mapache

Cuando en Super Mario Bros 3 agarramos una Super Hoja, Mario se disfraza con una cola y orejas de mapache que hace que pueda volar y pegar coletazos. En algunos niveles además podemos encontrar el traje completo, como se ve en la imagen.

Este traje tenía una habilidad especial: nos dejaba convertirnos en una estatua inmóvil e invulnerable.

Si bien se tradujo en América Latina como Mapache, el nombre correcto es Tanuki, que es una especie de perro parecido a un mapache oriundo de Japón y China.

Los Tanuki son protagonistas de múltiples leyendas y mitologías niponas. Allí son considerados como un tipo de yökai con la habilidad de disfrazarse y hasta transformarse en lo que gusten para engañar a humanos desprevenidos. Son aún más poderosos que los zorros (kitsune), pero más traviesos y menos bondadosos.

En Japón se pueden ver en todas partes pequeñas esculturas y hasta templos dedicados a los Tanukis. Es por esto que Mario puede transformarse en una escultura en el videojuego. El aire budista del diseño se debe a la leyenda de un Tanuki que se transformó en un monje budista para engañar a un grupo de sabios.

Tanuki

A los japoneses les gustaba representar a los tanukis humorísticamente con un gran gorro de paja, ojos grandes, una botella de sake de una mano y una nota de buen auspicio en la otra, y dos enormes testículos. En algunas leyendas usaban su escroto desproporcionadamente grande para transformarse (como puede verse en la película Pom Poko) y en otras, hojas secas. Como en Super Mario Bros 3.

Whomps

Whomps

Los Whomps aparecen por primera vez en Super Mario 64, como gigantes paredes de piedra que intentan derrotar a Mario aplastándolo contra el piso u obstruyéndole el camino. La única forma de vencerlos es esperar que fallen su golpe y queden tendidos en el piso, y justo en ese momento golpearlos en la parte de atrás, donde tienen una grieta.

Miyamoto se inspiró en otro ser mitológico japonés: el nurikabe, otro tipo de yökai que se manifiesta en una gran pared que cambia de lugar de noche y confunde e impide el paso a los desprevenidos transeúntes nocturnos. Para hacer desaparecer a los nurikabe, hay que golpearlos en la parte inferior izquierda.

Nurikabe Un Muro-Espíritu nurikabe, según el pergamino de Kanō Tōrin Yoshinobu de 1802.

Los nurikabes también estuvieron presentes en varios productos japoneses, como en el manga y animé de GeGeGe no Kitarō, en la serie de videojuegos Monster Rancher, y hasta en los Power Rangers.

Birdo

Birdo

Si estamos hablando de Japón, tarde o temprano tiene que haber una referencia friki. Y es que Super Mario Bros 2 introdujo el primer personaje transexual en la historia de los videojuegos,

Se podría decir tal vez que no fue deliberado. En el manual de instrucciones del juego (sí, Mario tiene un manual de instrucciones), la descripción del personaje dice: Birdo cree que es una chica y escupe huevos por su boca. Prefiere que le digan "Birdetta".

Una interpretación sugiere que Nintendo quiso deliberadamente crear un personaje con una identidad sexual no resuelta, pero que en Estados Unidos lo censuraron y le cambiaron el nombre a Birdo a último momento, ya que claramente no es un pájaro si no un dinosaurio similar a la especie de los Yoshis.

Ostro Por un error de impresión, salió con el nombre de Ostro, que corresponde a otro personaje (una avestruz).

Lo cierto es que en las ediciones posteriores del manual omitieron la última frase, y en la mayoría de los siguientes juegos en los que apareció se evitó completamente la cuestión del género, lo que no contribuyó a reducir la polémica. Las contadas excepciones donde se menciona el asunto son de poca ayuda: en Super Smash Bros Brawl, por ejemplo, el perfil del personaje dice que tiene "género indeterminado", mientras que en la versión europea de Mario Strikers Charged Football figura como hombre.

Lo verdaderamente bizarro aparece en Captain Rainbow, un juego exclusivo de Japón que no es parte de la franquicia de Mario.

En él, Birdo es un personaje invitado al que hay que salvar. Resulta que la policía encuentra a Birdo saliendo del baño de mujeres, y como el oficial piensa que es un hombre, lo arresta. La misión es demostrar que es una mujer, para rescatarlo de la cárcel.

Si bien el juego no atraviesa la última barrera imaginable de pudor al tener que identificar en un mini-game los genitales de Birdo ("¡Mamá mamá, ya encontré el clítoris!") la solución es de todas formas de lo más insólita: hay que ir a la casa de Birdo y encontrar su vibrador. Evidentemente, los diseñadores pensaron que era una prueba irrefutable de femineidad perfectamente apropiada para niños de 12 años.

¡Gracias, Japón!

Es importante tener en cuenta, sin embargo, que entre la cultura europea, occidental y blanca y la cultura del sur de Asia hay notables diferencias en el modo de concebir la identidad y las prácticas sexuales.

En algunos países, por ejemplo, está plenamente aceptada la existencia de un tercer género, que a veces se define a partir de ritos religiosos o costumbres sociales:los hijra en India, los kathoeys en Tailandia, o los chamanes toburake tambolang de Indonesia.

Japón no llega a tanto, pero su mitología y folklore cuenta con diversos ejemplos que analizan la problemática de la división binaria de géneros.

Una de las principales deidades niponas es Inari Ōkami, que rige a la fertilidad, el arroz, el té, el sake y los zorros (como dijimos antes, los kitsune son considerados yökai). Antiguamente, también era la deidad de los herreros y mercaderes. Inari Ōkami fue representada como hombre, como mujer, o como andrógino, y los kitsune que la siguen suelen disfrazarse de mujeres, independientemente de su verdadero género. Ishi Kore Dome y Oyamakui son otras deidades con géneros sexuales indefinidos o alternativos.

Por otra parte, en el tradicional teatro kabuki hay un rol específicamente asignado para los actores que siempre se visten de mujeres: onnagata u oyama. Las bailarinas vestidas como hombres, por su parte, llevan el nombre de Shirabyöshi.

KabukiIzquierda: Onnagata actuando, de Utagaua Toyokuni III. Derecha: famosa Shirabyöshi retratada por Kathushika Hokusai.

Y todo eso sin mencionar la absurda cantidad de pornografía contemporánea bizarra de Japón, que quedará para otra ocasión.


BONUS TRACK

Otros personajes de Mario que también tienen algún tipo de influencia de la cultura o costumbres japonesas, pero más marginal:

Wario

Wario

La primera aparición de Wario como némesis principal fue en Super Mario Land 2: 6 Golden Coins, en 1992.

El juego de la inversión de la letra inicial es claro: Mario es bueno, Wario es malo.

Pero lo que no es muy sabido es que Wario debe su nombre a la palabra japonesa warui, que quiere decir, justamente, malo.

La idea del personaje, a su vez, estuvo basada en Tonzura, del animé Yatterman.

BOO

Boo

Takashi Tezuka era uno de los compañeros de Miyamoto en el diseño de Super Mario Bros 3. Tenía una esposa sumamente tímida y callada, pero un día explotó en un torbellino de furia, cansada de que su marido pase todo el día trabajando.

Tezuka le preguntó a Miyamoto si podía incluir a su mujer en el juego, y de ahí nació el personaje de Boo: se achica y esconde cuando es mirado, pero al darle la espalda ataca y luce amenazante.

Japón

De yapa: el mapa de Japón

En el Super Mario Bros 3 se puede distinguir parte del mapa que corresponde claramente a las islas de Japón. Algo que posteriormente Pokémon llevó al extremo.