Los Shoot'em ups (SHMUPS) no están tan muertos como creemos, hace años que los videojuegos que jugamos no pertenecen a un sólo género: tenemos cientos de híbridos, juegos de plataformas con elementos de rpg, en el camino salió algún nuevo género híbrido como es el Action-RPG. OPQAM, una productora local, nos trae un juego fiel a un único género, nos traen lo que bien puede ser un intento de revivir a los SHMUPS, DOGOS.

DOGOS nos pone en la piel de Desmond Phoenix, un piloto con una maestría sin par que lucha contra los Zeetnuks, una raza de alienígenas que hace 50 años conquistaron nuestro planeta y agotaron sus recursos. ¿podremos salvar el planeta en la piel de Desmond?

El juego nos presenta un mundo abierto 3D con un nivel de detalle y pulidos increíbles, que podemos explorar de diferentes maneras gracias a la posibilidad de transformar nuestra nave.

Paisaje

La música del juego está igualmente cuidada, el equipo de desarrollo creó melodías que acompañan cada momento del juego de una manera impecable.

Por supuesto, fiel a los SHMUPs de antaño, el juego es vertiginoso, muchos cambios de armamento y la posibilidad de personalizar tu estilo de juego mientras luchás contra los Zeetnuks.

DOGOS está en la recta final y necesitan una mano en Steam Greenlight, abandonado los detalles puntuales y la revisión del press release, déjenme comentarles algunas cositas que pienso del proyecto. En primer lugar, me encanta que en Argentina se esté trabajando en proyectos que explotan un recurso, agarrándose a un género, rejuveneciéndolo. La industria local es una industria con poca experiencia internacional, con un potencial increíble.

Normalmente exportamos talento, hay muchos desarrolladores (y afines) trabajando en el exterior, ya sea desde acá, o desde tierras lejanas; la apuesta de DOGOS es impecable y un gran ejemplo de lo que podemos hacer localmente.

La experiencia que pueden aportar quienes trabajaron en este proyecto a la comunidad es invaluable, sería una pena que el proyecto no pueda verse publicado por detalles menores; el Greenlight merece tu apoyo, aunque el género o el estilo del juego no sean de tu agrado.

Y la comunidad local merece que la experiencia de OPQAM en este proyecto, trabajado hasta el detalle, sea compartida con los desarrolladores grandes y chicos, con o sin experiencia en las comunidades emergentes (como la local).
Puente También cabe destacar que la industria local lleva mucho tiempo algo dormida, muchos proyectos que mueren en el olvido, porque se hacen insostenibles por cuestiones monetarias o por el scope que tienen los proyectos originalmente. Todos sabemos que el país no está en su mejor momento y la industria nunca recibió mucho apoyo. De a poco se van ganando lugares, van surgiendo oportunidades, me parece imperioso que se sepa al respecto de las mismas y de las experiencias, exitosas o no.