Una vez al año, muy cerca del solsticio boreal, los astros se alinean sobre el Los Angeles Convention Center en California indicando el comienzo de la Electronic Entertainment Expo, el evento mas importante del calendario gamer. Es sin duda un momento muy especial del año, en donde toda la industria sale a mostrar sus futuros lanzamientos, anunciar novedades y cada tanto, regalarnos alguna metida de pata colosal para alimentar a la gran bestia meme.
Para aquellos que no podemos acceder al showfloor del evento, la magia de la transmisión en vivo por internet nos permite desde hace varias ediciones poder ver las conferencias en vivo de todas las compañías. Es aquí donde se encuentra la verdadera magia de la E3, en mi opinión: estos eventos nos han permitido atestiguar en vivo momentos tan hermosos como la desastrosa conferencia de Sony en 2006, la embarazosa conferencia de Microsoft en 2013 y la victoria aplastante de Sony, la bizarrisima conferencia de Konami en 2010, e incontables mini-momentos a lo largo de los años. ¿Estará la edición 2016 a la altura de estos grandes momentos? Acompañenme en una retrospectiva de lo mejor y lo peor que nos dejó esta E3.

Antes de zambullirnos de lleno, un breve paréntesis de algunas generalidades que noté en casi todas las conferencias. La influencia del estilo de presentación de Apple y Steve Jobs se sintió este año con todo. En todas las conferencias se anunciaron productos (o demos) disponibles a partir del mismo momento de ser anunciados, como Apple acostumbra a hacer particularmente con sus aplicaciones. Muchos abusaron de calificativos de los que Apple es prácticamente dueño de la patente: Podemos fácilmente acceder a nuevos contenidos, dispuestos hermosamente sobre nuestra interfaz de usuario que simplemente funciona. Por suerte no copiaron la característica sobriedad de Apple y todos trataron de imprimirle su propia onda a sus eventos, con mayor o menor grado de éxito. Ahora sí, ¡comencemos!

EA

La más corporativa de las conferencias, y en consecuencia la más aburrida para ver. El ardid de este año fue transmitir en vivo desde LA y Londres, pasándose la posta de una ciudad a otra mientras anunciaban novedades como Madden 17 (bostezo) y FIFA 17 (doble bostezo).

Rescato un par de cosas del show: la primera es la presencia en vivo de José Mourinho en el escenario, en un momento bastante incómodo con Peter Moore, ya que ahora los DT más importantes de la Premier League aparecen digitalizados en el juego. La segunda es una apuesta a hacer crecer sus juegos competitivos como e-sports, lo cual me parece algo positivo, más allá de que no me interesa en lo más mínimo ver competencias de FIFA. La tercera es el agregado de THE JOURNEY, un Modo Historia que sigue la tendencia que vimos en otros juegos de deportes como NBA 2K16 dirigido por Spike Lee. Por lo que entendí en FIFA 17 no podés crear a tu propio personaje sino que controlás a un personaje creado específicamente para este modo, llamado Alex Hunter. El momento más bizarro de todos fue cuando apareció en escena la versión en carne y hueso de este personaje digital, anunciando sus aventuras y pidiendo que lo acompañemos a ver el trailer de su historia.

Ya anunciados todos los updates deportivos de rigor, presentaron su nuevo sello indie, EA Originals, con un juego llamado Fe. Uno de esos juegos con estética y jugabilidad original, que es mejor experimentarlos por cuenta propia y no que alguien te lo cuente, que es exactamente lo que hizo EA. Pusieron al creador del juego a explicarlo todo antes de mostrar el trailer, efectivamente transformándolo en algo más parecido a un pitch para el gerente de una empresa que en una presentación en público.

Lamentablemente no sería la última vez que EA spoilee sus propios trailers antes de mostrarlos, ya que hicieron lo mismo con Battlefield 1 y Titanfall 2 (que ahora sí tiene modo historia). En el medio de todo esto presentaron, por un lado, cómo están exprimiendo hasta el último centavo la licencia de Star Wars con múltiples juegos de múltiples estudios y, por otro lado, un primer vistazo de lo que será Mass Effect Andromeda.

Se notó lo necesitados de material de verdad que estaban, ya que pasaron dos videos muy lindos en su presentación pero llenos de material de archivo, donde pudimos apreciar gente de espaldas trabajando en su PC, un montón de escenarios poligonales a medio terminar y uno de mis planos favoritos de esta clase de chamuyos: Modelos de personaje sin textura en su hábitat natural, la ventanita del 3D Studio Max. Aun así algo de Mass Effect es mejor que nada de Mass Effect, y genuinamente estoy interesado en lo que Visceral y en menor medida Respawn están haciendo con Star Wars, particularmente por la presencia de dos ex-alumnos de Sony como Amy Hennig y Stig Asmussen en estos estudios.
En resumen: Una de esas conferencias que mejor saltearlas y ver los trailers en YouTube.

BETHESDA

Ante todo debo confesar que jamás pertenecí a la Raza Maestra PC y siento que Bethesda es una compañía que hace más que nada "juegos de PC", hecho que remarcaron a lo largo de toda su conferencia, así que me sentí un poco como un vegetariano en un asado viéndola. Por motivos obvios no fue la conferencia que más me llamó la atención, pero no por eso dejó de ser interesante.

Empezaron el show ejecutando el trailer de Quake Champions desde el viejo entorno MS-DOS (y a la vez teaseando un nuevo Wolfenstein?), reviviendo a una vieja franquicia shooter, ahora pensada para e-sports, juego competitivo, y orientada 100% a PC. Más novedades para Fallout 4, expansiones, locaciones, etc. Los anuncios de más Elder Scrolls (Online, remaster de Skyrim y un juego estratégico de cartas) no hicieron mucho para mantener mi atención. Supongo que a otras personas les resulta fascinante Elder Scrolls, pero a mí realmente no me mueve un pelo así que prefiero pasar a cosas más interesantes, como Prey, que me transmitió una vibra muy Event Horizon.

Tengo que destacar Dishonored 2, que de los juegos que mostraron me pareció lo más interesante, pero lo mejor del evento fue una mujer claramente miembro del núcleo duro del fandom Bethesda, que ante cada anuncio festejaba con alaridos de aprobación. Eso, y que si no jugaste Doom podías bajarte un versión shareware (como le decíamos en otra época a las demos) del primer nivel, aunque para el momento en que usted querido lector se encuentre transitando estas líneas, ya no estará disponible.

UBISOFT

Ante todo una advertencia con Ubisoft: Todo lo que ellos muestren en una conferencia hay que tomarlo con unas pinzas muy, muy grandes

A pesar de la advertencia, las conferencias de Ubi suelen ser de lo más llevadero de la E3 y este año no fue la excepción, empezando con una celebración de los 30 años de Ubisoft y un imperdible número de baile al ritmo de Don’t Stop me Now de Queen para presentar Just Dance 2017. En general siento que el combo videojuegos y número de baile son como el agua y el aceite, pero en este caso resultó una de las situaciones más divertidas de la E3. La comediante y actriz Aisha Tyler vuelve por quinta vez en su rol de presentadora de la conferencia y creo que fue su mejor año de todos los que he visto. Si bien la parte más oscura, vil e infantil de la internet sigue año tras año tirándole hate, creo que su presencia ayuda mucho a elevar las conferencias de Ubi a algo mucho mas divertido que la frialdad y la emoción guionada de un EA, por ejemplo. En fin, juegos!

Ghost Recon Wildlands, la nueva entrega de la saga de juegos de pornografía republicana de Tom Clancy, nos presenta la versión más salvaje de la fantasía milico-industrial yanki: narcoterroristas mexicanos tomaron el control de Bolivia (sí, del país entero) y lo transformaron en una fábrica gigante de cocaína. Obviamente los buenos muchachos de los Estados Unidos de America no pueden permitir esta injusticia, así que enviaron a un grupo de sus mejores agentes a restaurar el orden en la región. ¿Mencioné que es Open World?

A continuación, un trailer gráfico que revolea estadísticas de crimen y violencia hacia el espectador presenta un nuevo juego de… ¡South Park! The Fractured But Hole, haciendo chiste no solo con culos rotos sino con todo el genero de supehéroes de la última década de megafranquicias con múltiples lanzamientos, fases y spin-offs televisivos. En la continuación a The Stick of Truth, los chicos juegan a ser superhéroes, liderados por Cartman, cuyo alterego es The Coon (en referencia a un mapache y, obviamente, un término racista). Por supuesto que Cartman no quiere combatir el crimen para proteger a su comunidad, sino para hacerse millonario con los derechos comerciales de su propia megafranquicia de superhéroes. En una sátira a Civil War de Marvel, los chicos se dividen en dos bandos enfrentados por el orden de lanzamiento de sus películas y series que Cartman quiere imponer. Trey Parker y Matt Stone, creadores de South Park, subieron al escenario a presentar el juego y hacer algunos chistes a expensas de la madre de Kanye West.

Luego de eso, una demostración en vivo del primer juego VR de Ubisoft (Eagle Flight) demostró que por lejos lo mejor que nos trajo la realidad virtual es poder observar a un grupo de 6 personas contorsionarse en mil posiciones inmersos en su propio mundo, inconscientes de lo ridículos que se ven desde afuera. El siguiente juego VR sin embargo, imagino debe ser el sueño húmedo de más de un Trekkie: Star Trek Bridge Crew, un juego que nos permite unirnos a la tripulación de nuestra propia Enterprise, presentado en forma de video testimonial en donde Levar Burton (actor de The Next Generation), Karl Urban (de las pelis nuevas) y Jeri Ryan (de Voyager) nos cuentan su experiencia con el juego. Y después, algo impensado en un evento de videojuegos: dos personas negras (¡y una de ellas mujer!) arriba de un escenario, juntos y al mismo tiempo. Una rareza en una industria acostumbrada a presentarnos ejecutivos en pose cool de saco y camisa con el botón de arriba desabrochado (hombres), o en su defecto nerds en pose cool de saco y remera estampada (también hombres).

Siguieron For Honor, una mezcla entre Dinasty Warriors y God of War e inspirado por el sueño de todo niño: ver vikingos, samurais y caballeros medievales luchar entre sí. Trials of the Blood Dragon, que es Trials pero con estetica 80tosa a lo Blood Dragon, y finalmente Assassin's Creed porque no puede ser una conferencia de Ubi sin Assassin's Creed, no? Si... y no. Este año Ubi se toma un descanso con esta franquicia y en su lugar presentó... la pelicula de Assassin's Creed, lo cual fue bastante raro e inesperado y hasta un poco fuera de lugar pero no es la unica propiedad que Ubisoft planea llevar a la pantalla grande.

El plato fuerte de la conferencia fue una demostración de gameplay en vivo de Watch Dogs 2, con un nuevo protagonista, nueva ubicación (el area de la Bahía de San Francisco, hogar de Silicon Valley) y un tono menos oscuro que la primera entrega. Haciendose cargo de que los hackers no suelen ser cuarentones estoicos y violentos, el nuevo prota es un joven hacker llamado Marcus que se une a DedSec, una especie de analogo de Anonymous en el universo Watch Dogs.

Luego de presentar personalmente Steep, un nuevo juego de deportes extremos de invierno, Yves Guillemot, presidente de Ubisoft, cerró la conferencia haciendo referencia a los 30 años de la compañía, agradeciendo a developers y jugadores y refiriendose a la libertad de crear, expresarse e innovar que Ubisoft les ofrece a sus devs. En medio de una lucha de accionistas entre la familia Guillemot y el gigante mediático francés Vivendi por el control de la compañía, las palabras de Yves Guillemot merecen una lectura más profunda.

Así nos dejó la edición 2016 de la E3, con momentos interesantes, algunos juegos prometedores, otros no tanto, pero por ahora sin sobresaltos. No es un spoiler avisar que esta E3 no fue de las mas jugosas en cuanto a situaciones embarazosas; estamos en pleno mid-cycle de la generación actual de consolas (aunque el paradigma actual parece estar listo para ser destruido) lo cual en general no implica grandes sacudones en la industria.

Sony, Microsoft y Nintendo también presentaron sus novedades, cada uno a su manera. Su importancia dentro de la industria las pone en una categoría aparte, y todo lo que se dijo (y también lo que no se dijo) nos ha dado muchísima tela para cortar, por lo cual sus presentaciones serán el topico de un próximo articulo. Hasta pronto!