¡Buenas! ¿Cómo están? Hace bastante que no escribo y creo que les debo una gran disculpa por eso. Hoy tengo el placer de compartirles mis recientes experiencias en Overwatch el nuevo Team Shooter de Blizzard ya que hace poco me invitaron al stresstest y tuve la oportunidad de jugarlo durante unas horas (36 sin parar) con amigos.

Los Cambios

Desde la última vez que jugué Overwatch aparecieron bastantes cambios, primero y principal la adición de muchos héroes, Genji, D.Va, Zayra, Mei, entre otros. Así que la experiencia al ver nuevos oponentes y nuevas oportunidades para jugar fue muy grata, además de esto el sistema de loot ya estaba implementado así que no había nada mejor que terminar una partida, subir de nivel y abrir una caja a ver que nos tocaba, tuve suerte y saque un skin legendario de Winston lastima que cuando salga el juego todo eso lo voy a perder. Por último si bien los mapas que se podían jugar eran pocos había algunos nuevos que no conocía como por ejemplo Route 66.

También estaban los modos de juego custom que te permiten poner reglas propias a las partidas y dan mucha libertad a la hora de probar diferentes maneras de jugar.

Los Héroes

El núcleo de Overwatch son sus héroes y todos son increíblemente variados y diferentes, cada héroe puede cumplir un rol en particular sea defender posiciones, hacer mucho daño, dar soporte a los aliados o incluso protegerlos directamente. Dentro de estos roles también hay sub-roles como sanadores, constructores, francotiradores o disruptores. La composición de los equipos es completamente dinámica, por lo general se tratan de cubrir todos estos roles al inicio de una partida pero a medida que la misma progresa es muy común ver como las composiciones de héroes cambian para ajustarse a la situación actual.

Particularmente me gusta jugar con Zenyatta un robot budista cuyo rol es el de soporte y tiene mecánicas de sanación si bien tiene muy poca vida sus ataques básicos hacen bastante daño y sus habilidades permiten sanar a nuestros aliados y complicar a nuestros oponentes, su habilidad heroica o definitiva permite curar a todos los aliados que estén cerca nuestro.

Muchas veces, por esta cuestión que comentaba del dinamismo de los heroes me veía forzado a cambiar a otros heroes para poder acomodar nuestro equipo a la situación. Una vez en Hanamura un mapa de tipo capturar el objetivo estábamos perdiendo y teníamos que defender durante 4 minutos una posición para poder ganar, en ese momento decidí elegir a Symmetra que no sólo es un personaje de soporte como me gustan sino también es constructor, puede poner torretas en el piso que atacan a los enemigos que estén cerca, todo lo que tuve que hacer para ganar la partida fue llenar la habitación de torretas y los enemigos no pudieron pasar.

Los Mapas

En el stresstest probe tres mapas Hanamura que es un mapa de defensa/asalto de objetivos situado en "Japón", la idea de este mapa es luchar por el control de dos puntos de captura, A y B, para capturarlos solo hay que pararse encima del mismo mientras no hay oponentes cerca, un equipo quiere capturar los dos puntos para ganar mientras que el otro debe sobrevivir cierta cantidad de tiempo sin que capturen un objetivo para vencer.

El segundo mapa que jugué fue Route 66 basado en la famosa ruta del mismo nombre en Estados Unidos, este mapa es del tipo payload donde hay que mover un "carrito" parándonos cerca del mismo desde un punto A hasta un punto B y luego uno C. El equipo atacante quiere llevar el payload hacia el punto C y el equipo defensor debe detener en su camino a los atacantes por una cierta cantidad de tiempo.

El último mapa disponible era Nepal y este era un mapa de tipo control situado en un templo budista pero futurístico. La idea de este mapa es capturar objetivos al mejor de tres puntos, parecido a como funciona Hanamura salvo que en este mapa ambos equipos quieren controlar el mismo objetivo, mientras tu equipo tiene controlado un objetivo una barra de progreso se va llenando y el primer equipo que completa esta gana un punto, luego ambos equipos son transportados a otra parte del mapa con un objetivo diferente y se repite. El que obtenga 2 de 3 puntos gana la partida.

Los tres mapas son visualmente impresionantes con muchos detalles y referencias a las contrapartes en nuestro mundo real, desde los arboles de cerezos en Hanamura hasta los interiores de los templos en Nepal, la calidad y pasión de los artistas de Blizzard está muy presente en este juego.

El Loot

Una de las diferencias mas importantes con las que me tope desde la última vez que pude jugar Overwatch fueron el sistema de Loot y progresión de jugadores que ya estaban incorporados. Cada partida que terminaba me daba experiencia, los niveles que fui subiendo me permitían abrir una caja con diferentes premios al azar, desde frases que podían utilizar mis personajes hasta poses de victoria, skins, sprays para tirar en el juego, iconos, colores de skins, etc. La satisfacción de poder abrir una de estas cajas y ver con que objetos cosméticos nos podemos encontrar se disfruta muchísimo.

Una de mis quejas mas grandes la última vez que jugué fue que no podía encontrar un motivo para ponerme en cola para la siguiente partida ya que no había ningún tipo de progresión de personaje, ninguna recompensa por jugar y tampoco había un sistema competitivo. Este sistema incorporado termina con esta queja totalmente. Incluso el sistema competitivo esta implementado pero, lamentablemente, no estaba disponible en el stresstest.

Conclusión

¿Vale la pena los 400 pesos Overwatch? Creo que es esta la pregunta que muchos nos hacemos, voy a tratar de responderla lo más objetivamente posible aunque va a ser difícil por lo fanático de Blizzard que soy. 400 pesos por un juego Triple A es un precio realmente accesible en la economía actual, para dar un ejemplo rápido un juego de PS4 como el Uncharted: The Nathan Drake Collection que es un compilado de unos remakes en HD de los Uncharted 1, 2 y 3 esta entre 800 y 1100 pesos en Mercado Libre aunque puede conseguirse usado por 500 más o menos. Ya desde este punto de vista Overwatch es nuevo y más barato.

Si lo comparamos con juegos de su misma categoría como Team Fortress o Counter Strike: Global Ofensive nos encontramos en desventaja, aunque TF no es tan completo como Overwatch es, sin embargo, gratis lo cual es una ventaja. CS:GO cuesta aproximadamente 20 dolares en steam lo cual también es barato pero todos los cosméticos y demás dentro del juego son pagos mientras que en Overwatch todo puede desbloquearse con sólo jugar.

Por último podemos compararlo con cualquier juego de la saga de shooters de Battlefield, Call of Duty o demás; estos juegos tienen precios de 60 dolares o más e incluso luego contienen micro-transacciones dentro del juego y además DLC también pagos con mapas nuevos. Overwatch prometió mapas y héroes nuevos sin cargo alguno.

Lo único realmente caro es la versión Origins de Overwatch que es simplemente una versión deluxe o para coleccionistas que incluye varias skins legendarias y las clásicas promociones entre los distintos juegos de Blizzard donde comprar una versión deluxe nos habilita premios en los demás juegos. Esta opción de Overwatch se la recomiendo sólo a quienes sean fanáticos de Blizzard y tengan todos sus juegos pues las recompensas valen la pena.

Terminando un poco, la verdad que yo le tengo fe a Overwatch el sistema competitivo va a darle mucha vida al juego y si Blizzard cumple su promesa de agregar héroes nuevos y mapas seguido la longevidad del juego está garantizada. Por lo pronto, yo me despido hasta la próxima.