Mice and mystics es un juego de rol de mesa, de la familia del fiasco, Pathfinder Adventure Card Game y los juegos de tablero de Dungeons and Dragons.

No es juego de rol, no es un juego de mesa, es un gran híbrido; narrativamente me hace acordar a las novelas fantásticas para públicos más infantes como la saga de RedWall, o incluso los comics de Mouseguard, de quien claramente Mice and Mystics son primos, casi hermanos.

Mice and mystics es un gran juego, nos adentra en un mundo donde unos caballeros son transformados en ratones por una bruja malvada como parte del plan de la misma para gobernar el reino.

El juego es cooperativo, el tablero modular, y cada aventura es diferente; se pueden jugar las aventuras sueltas o, la campaña (ampliamente recomendada) donde vemos a nuestros geniales ratoncitos luchando contra ratas (guerreros de la bruja), arañas, un gato... La historia parece extremadamente infantil, sin embargo, cada capítulo (cada sesión de juego) tiene un texto introductorio que va volviéndose más tétrico, a lo largo de la historia vemos cientos de arañas sobre la cama del rey, mordiéndolo y envenenándolo por orden de la bruja.

En la web del juego y en varios foros podemos encontrar otras aventuras para cuando la primera campaña está agotada (aproximadamente 20 sesiones de juego contando las derrotas y los nuevos intentos) en general los escenarios están preparado para 4 jugadores, hay algunos (pocos) que permiten hasta 6.

De los "libros" (campañas) que encontramos en la web, algunas están preparadas para 5 o 6 jugadores, sin embargo, al ser un juego cooperativo, M&M nos permite manejar un personaje entre varios, o incluso uno de los jugadores puede ser el director.

Las miniaturas y los dados que vienen con el juego, los props en general son maravillosos.

De los juegos que probé de está familia tabletop-RPG Mice and Mystics es uno de los más completos y satisfactorios, la historia realmente nos involucra y uno se siente mal cuando pierde o cuando va enterándose de los horrores que viven nuestros ratoncitos medievales.

En resumen es un juego muy recomendable, con más rejugabilidad de la que parece tener, con detalles imperdibles para grandes y chicos, jugadores avezados y jugadores novatos. Si tienen la oportunidad, pruébenlo.