Mirina es un webcomic hecho en Argentina por un pibe de Salta, Nahuel Sagárnaga. Voy a hablarles un poquito de la obra, desde mi punto de vista, para pasar después a la entrevista con el autor.

Mirina trata de una "superherua" y ese término solo ya es una declaración; no es "un superhéroe" ni "una superheroína", claramente es una decisión autoral. A las pocas páginas nos enteramos de que Mirina es lesbiana, el tratamiento del tema es sumamente familiar y hay una bajada de línea sencilla y directa: no hay más que decir, las cosas son como son.

El dibujo tiene un estilo bastante propio, con claras influencias europeas y ciertos guiños en la narrativa a cómics norteamericanos y locales.

Mirina Media página en blanco y negro. Proceso Y el proceso de coloreado.

Volviendo a la temática y la narrativa, el personaje de Mirina es un androide (¿una androida?) que escapa de cautiverio y es perseguida, no sabemos bien por quién, y pelea contra robots que la quieren recapturar. En el camino, trabaja en una tienda de café rápido donde te anotan el nombre en el café; entre sus compañeros laborales encontramos el primer personaje homofóbico y la situación que se da, aunque en tono humorístico, no está lejos de la realidad.

Por supuesto, no todos los personajes son LGBT u Homofóbicos, encontramos cisgéneros libres de homofobia, como su mejor amigo, un poco atolondrado y buen comic relief, que puede funcionar como proxy del lector del comic, sí, lo sé, heteronormativa, bear with it.

Podemos

A esta altura me doy cuenta: tal vez no soy el más indicado para hacer este análisis, pero sigamos, la voluntad está.

El cómic se desenvuelve de manera episódica, muy cercano al case of the week norteamericano, una narrativa que, aunque de tener una trama universal y de desarrollo de personajes, se encuentra supeditada a una trama del presente inmediato, el caso de la semana que debe resolverse en los 20 minutos del episodio, o en el caso de Mirina, en los pocos cuadros de esa semana o, a lo sumo, la siguiente.

En paralelo a esta declaración o bajada de línea por la inclusión, Nahuel también hace, a mi entender, otra muy interesante, y que es que Mirina no tiene superpoderes per se; ella es un androide, una superherua, sí, pero me parece interesante recalcar la comparativa que se traza entre el superpoder y la excepcionalidad del androide, excepcionalidad manufacturada.

Ni una menosInterludio #NiUnaMenos

Esta excepcionalidad manufacturada también habla de la identidad de Mirina, que pasa a definirse no sólo en términos de orientación sexual, sino que introduce la pregunta por lo propiamente "humano": aunque planteado en tono humorístico, el personaje de Mirina tensiona los límites de la condición humana y, por momentos, camina en una cuerda floja (lo que hace al cómic tan atractivo): ni androide, ni humana.

Finalmente, Mirina es lo que presenta con su accionar, lo que se refleja en las situaciones que Sagárnaga nos brinda semana a semana, aquellas en las que Mirina fuerza el lenguaje, o reorganiza términos a la fuerza, por ejemplo. Asimismo, la referencia que se me viene a la mente cuando pienso en su forma de existencia ajena a la especie es la misma de BMO, ajena al género.

BMO

En resumen, Mirina tiene robots, café, romance, piñas, humor y un gran mensaje, o por lo menos eso me llevé yo. Fue una sorpresa descubrir que el autor es un hombre cisgénero, una sorpresa más que grata, ya que son pocos los mensajes de este estilo que nos llegan que no provengan de mujeres o desde el movimiento LGBT, y se me hace interesante ver o imaginar que Nahuel se encuentra, al igual que yo en esta nota, con ciertos tropiezos a la hora de hablar del tema.


Ahora sí, pasamos a la entrevista...Pero antes, un mensaje en favor del autor:

Vayan a leer el cómic y pónganle Me Gusta, así Nahuel se da cuenta de lo grosso que es.

Pablo- Aparte de Viñeta Uno, Mirina Superherua es, creo, el webcómic argentino con más alcance... ¿te fijás en estos detalles, el estrellato te hace mirar más allá, te afecta de alguna manera?

Nahuel- No, Totem Comics, Liga del Mal o Purple Comics superan por mucho la cantidad de seguidores que tiene Mirina. Aunque en este caso sea una sola historia y no 4 ó 5 autores distintos, pero tampoco me parece tan significativo ese detalle, ya que me igualo bastante con los proyectos individuales de esos mismos autores. Pero claro que hay diferencia sin llegar a ser los números estrambóticos del humor gráfico web (más si tiene pocos cuadros y más todavía si el dibujo es simple al punto de carecer de cualquier calidad o cuidado estético) donde se cuentan seguidores por cientos de miles, que saltan al papel en libros gordos, que dan clases en universidades... La historieta web serializada de más de un par de cuadros en facebook y más en español no tiene mucho éxito, por más que nos esforcemos.

Creo que tiene que ver con la forma de lectura que tiene el medio, donde nadie puede retener la atención más que algunos segundos, imaginate esperar una semana hasta la siguiente página. Además de que claro que ya nadie lee historieta. Pero creo que es incluso peor, ni entre nosotros nos estamos leyendo mucho. Cuando un colega dibujante o guionista te tira un megusta en alguna imagen individual o un comentario es una sorpresa muy grata. ¡Wow! ¡Me prestó atención!

P.- Hablando de la forma de lectura que tiene el medio, en el sitio dice que el comic no va para ningún lado, que no planeás nada. ¿Hay temas que quieras tocar y ves cómo hacerlos entrar? ¿Trabajás en base al pie y remate de la "tira semanal"?

N.- Tengo una idea general acerca de para dónde quiero que vaya y a veces voy pensando algún cuadrito o diálogo durante semanas, pero tampoco es que me respeto mucho o que me salga como espero o que siquiera lo termine dibujando. Trato, sí, de que cada tira cierre de alguna manera interesante (y que cierre, de hecho) y que tenga algún sentido empezar leyendo cualquier tira. No sé si logro todo eso, pero zafa bastante hasta ahora.

P.- ¿Por qué "superherua" y no "superheroína"?

N.- No sé, me pareció gracioso y quedó. La protagonista, más allá de que claramente es una joven adulta, es bastante inocente, no le funciona tan bien el cerebro y que invente palabras o no arme bien algunas frases o no se dé cuenta de cosas es simpático.

P.- Para terminar, Mirina tiene un alto contenido feminista, y afín, ¿qué te llevó a hacer esa elaboración?

N.- Me lo dijeron varios, incluso chicas que militan en el feminismo hace años y a las que admiro por ello y creo que es uno de los halagos más grandes que me hacen; pero no es la intención. Al menos no es la intención bajar línea. Más que nada porque no cuento con el conocimiento suficiente, mal haría yo en dar lecciones. En todo caso, y más con esta historieta, mi intención es aprender, porque cada cosa que tengo que escribir un poco tengo que analizar desde qué lugar contarlo. La historia gira en torno a minas y son minas fuertes, de las que me gustaría escuchar sus aventuras, y trato, desde mi pobre conocimiento del tema, que tengan los problemas y los miedos que tendrían una chica en la calle y ahí si solucionarlo con rayos láser y robots.

Recuerdo a RR Martin diciendo algo así como "Mirá, yo siempre pensé en las mujeres como que son personas". De hecho, y hablando de halagos, el mejor que me hicieron hasta ahora fue un mensaje que me mandó un chabón a la página contando lo sorprendido que estaba al enterarse de que el autor era un tipo.


¿Pero quién es Nahuel Sagárnaga?
30 años, dibujante, Salta.
Estudió en el Bachillerato Artístico Tomás Cabrera y paralelamente en el Centro Polivalente de Artes la tecnicatura de Historieta y Caricatura. Estuvo de paso por las cátedras de Diseño Gráfico de la UBA. Estudió con Horacio Lalia en su taller particular. Además, realizó talleres de guión con Carlos Trillo y de Art Toy Character Desing con Patricio Oliver. Trabajó como dibujante estable en Revista Nah!, como artista 2D en Heavy Boat, además publicó en varias partes del mundo tanto historietas como ilustraciones de libros infantiles y manuales escolares. Hoy trabaja para Go! Animation y eventualmente para el estudio de animación 2Veinte. Serializa en internet la historieta Mirina y ¡Corré Wachín!
Nahuel también dio una charla en TEDX: