Como todos los años desde 2008, el Espacio Santafesino realizó su convocatoria para apoyar artistas y creadores en sus iniciativas. Se trata de un programa del Ministerio de Innovación y Cultura de Santa Fe con el fin de estimular la creación de bienes culturales y fomentar las empresas o emprendimientos de base cultural y creativa.

De las 16 categorías disponibles, desde el año pasado logran incluirse proyectos en formato videojuego, tanto aquellos que comienzan ahora como los que ya están en desarrollo.

El miércoles 17 de Agosto se dieron a conocer los emprendimientos preseleccionados para la convocatoria 2016, y las categorías de videojuegos están compuestas por los siguientes:

Videojuego en Producción:

-Noni, de Mariano Obeid.

-Las torres de Dante, de Federico Puopolo.

-Agente Rider, de Adrián González.

Los jurados que evalúan los proyectos en esta categoría son Andrés Rossi, Javier Otaegui y Damián Hernáez.

Desarrollo de Videojuego:

Astrocats, de Martín Carrizo.

Comida divina, de Gabriel Piedrabuena.

¡Tenés que probarlo!, de Andrés Wolkovicz.

Nuestra ciudad, de Gerónimo Henson.

Auto Control, de Paola Murias.

Los jurados que evalúan los proyectos en esta categoría son Diego Ruiz, Facundo Donato y Agustín Cordes.

Esta es la segunda convocatoria que se hace para videojuegos, y la primera vez que incluyen la categoría de "videojuego en producción", lo que da lugar a emprendimientos que ya están en desarrollo y no deben comenzar desde cero. Es importante mencionar que antes eran considerados dentro de algo más amplio como "contenido web", mientras que ahora han encontrado un hogar correspondiente.

Toda clase de desarrolladores están invitados para presentarse, señalando lo primordial de plantear un proyecto y realizar un diseño abarcativo, aunque sea de forma superficial. Siempre resulta un ejercicio más que productivo, como sugerencia.

En las próximas semanas se van a definir los ganadores de estas asignaciones estímulo, que este año ascienden a un total de $6.480.000 distribuidos entre las 16 categorías para la producción de bienes culturales reproducibles, pero por lo pronto el sector de videojuegos ya va definiendo su orientación.

El estímulo es de un monto fijo que puede ir de $60.000 a $400.000 según el estado del proyecto, y viene acompañado por renombre tanto para el proyecto como para el estudio a cargo. No es suficiente como para renunciar a cualquier otro empleo, pero sí implica una gran motivación, dado que implica detenerse a pensar en una idea que deja de ser algo abstracto y se convierte en una producción loable. Una excelente iniciativa por parte del Gobierno de la Provincia, que continúa demostrando su apoyo hacia el sector.

Felicitamos a los preseleccionados que van a estar brindando más información conforme se actualice, pero también nos gustaría señalar el valor de muchos de los proyectos que no fueron calificados, porque logran sorprender y merecen ser tenidos en cuenta. ¡Éxitos para todos!