Mañana se viene el evento HamburGames, coordinado por Coliseo y Matambre; una tarde para experimentar con lo que son los juegos de rol (JdR).

La industria de los JdR es muy compleja; ya les hablé de algunas sorpresas que me encontré en la GenCon; hoy quiero ahondar sobre el tema, los JdR vienen evolucionando desde sus comienzos, la idea nació de los wargames, juegos de miniaturas donde ejércitos fantásticos o no, se enfrentan en batallas épicas; la mayoría de las miniaturas son pintadas a mano, y los héroes y generales tienen mucho amor encima.

Mounted Hero

Algunos jugadores, comenzaron a pensar en cómo jugar las aventuras de dichos héroes; adaptando los sistemas de reglas y desarrollando nuevas mecánicas... esto fue evolucionando, algunos sistemas se empezaron a publicar de manera independiente y se fueron ajustando, Dungeons & Dragons fue uno de los primeros sistemas; aún vive, pero pasó por altibajos, cambios empresariales, cambios completos de reglas... en fin; el sistema está ideado en base a tablas de estados y habilidades pensadas para correr aventuras en cuadrículas; dejando un poco de lado el roleo (la interpretación).

Con el tiempo aparecieron jugadores que buscaban interpretar a los personajes y no tanto resolver combates o tirar dados para conversar; así fueron diversificándose los estilos de sistemas, unos buscando "fantasía heróica" y otros buscando "realismo"; de un lado encontramos a la escuela D&D con la "fantasía heróica", muchos dados y monstruos épicos, del otro lado, podemos hablar de Houses of the Bloded o Burning Wheel con reglas que pueden dejarse de lado para darle riqueza a la narrativa; o que pueden llevarse a extremos hipercomplejos de "realismo" o hiperrealismo.

ToR

The one Ring es un juego basado en el setting del señor de los anillos (tal vez una aclaración obvia), no es el primero (y probablemente no sea el último) pero rescata algunas cosas importantes del setting que otros juegos dejaron de lado; en primer lugar el casi realismo-mágico del señor de los anillos, en segundo lugar, parte del foco está puesto en el viaje, y los recorridos que hacen sus personajes; los enfrentamientos no tienen reglas complejas; y los tiempos de interacción entre los jugadores pueden rolearse o resolverse con dados. ToR es un juego híbrido, nos permite hacerlo tan "rolero" como nos interese a nosotros o como sirva a la situación; hay pocos juegos con reglas tan sencillas como las de ToR que busquen lo mismo (desde el vamos, no puedo pensar en uno).

Laketown

La edición del libro (y el arte) son perfectos, completamente a tono con lo que cualquier fan de Tolkien podría esperar; el manual básico nos presenta una pequeña región de la tierra media para recorrer, lo suficiente para una o dos campañas suculentas, en los siguientes manuales encontramos otras regiones y opciones para la creación de los personajes.

Creo que los juegos de rol están, lentamente desarrollando una nueva forma de revisar las historias y de encarar lo que se puede, como se puede y cuanto se puede hacer; hay sistemas cada vez más complejos y sistemas extremadamente simples, en las ambientaciones más variadas; pero pocos buscan la unión, o la opción de que sean los jugadores los que decidan cuanto complejizar las cuestiones del realismo o lo sistémico.

Creo que por eso, ToR es el éxito que es; sin lugar a dudas uno de los juegos de rol más festejado de los últimos años; un juego de rol que nos permite adentrarnos en un setting conocido de la manera que mejor se adapte a nuestra historia.